Ricardo y Florencia Godoy

Jornada del Ministerio

Enfoque del Ministerio

Ricardo y Florencia sirven como tutores de grupos de adolescentes y niños enseñándoles la Biblia y asistenciales en su educación, así como en la alfabetización de adultos en Buenos Aires, Argentina.

Historia de fe

En 2016, se prepararon para servir a Dios y realizamos un entrenamiento misionero llamado EMPI.

En 2019, se mudaron a un pueblo llamado Sauzalito, en el Impenetrable chaqueño, Argentina. El pueblo está rodeado del inmenso monte, a la vera del río Bermejo, límite con la provincia de Formosa, la ciudad más cercana se encuentra a 270 kilómetros por camino de tierra, intransitable cuando llueve. En esta zona de Argentina, un gran porcentaje de la población pertenece a la etnia wichí de los pueblos originarios.

En este lugar, se integraron a una iglesia local de denominación bautista, y junto a sus hermanos sirvieron en diferentes áreas.

Ricardo y Florencia lideran una obra que la iglesia había comenzado en un paraje (zona rural) a 70 kilómetros de Sauzalito. Allí enseñan la Biblia libro por libro con el fin de dejar bases sólidas para que la obra continúe en mano de hermanos locales.

A partir de 2019, la obra pasó a ser responsabilidad de una congregación más cercana, ellos continúan con la tarea de enseñanza en colaboración con ellos.

En Sauzalito sirven a otros hermanos atendiendo a un grupo de adolescentes y jóvenes. Son aproximadamente 40 chicos, que asisten cada sábado para compartir, recibir enseñanzas de la Biblia, se les brinda ayuda en sus estudios.

En 2021, Ricardo y Florencia comenzaron a discipular personalmente a algunos de ellos a 5 km de Sauzalito, en Vizcacheral.

Allí, se reúnen entre 40 y 50 niños cada fin de semana para tomar el desayuno y recibir enseñanza bíblica. En esta tarea acompañamos a un matrimonio local que enseña en idioma wichí.

Actualmente sirven como voluntarios de una organización llamada Alfalit que se ocupa de alfabetizar adultos. Durante la semana se ocupan de dar clases a varios adultos en sus hogares. Este año se han añadido a esta tarea 6 hermanos de la congregación.

Ricardo y Florencia son argentinos, de la provincia de Buenos Aires, Argentina.